El cine infantil también tiene su gran acogida en la cuarta edición del AIFF


Dentro de la programación de la cuarta edición del Almagro International Film Festival, los más pequeños de la casa han podido disfrutar de cortometrajes infantiles de directores y productores de alrededor de todo el mundo.


El Aula Magna del Palacio Valdeparaíso acogió en la tarde del sábado 31 de julio el Programa Infantil KIDS, una oportunidad para ofrecer a los niños un contacto directo con el cine a través del arte de la animación. Un ritual especial en el que también se pretende despertar el gusto por el mundo artístico, una de las misiones principales del Festival de Cine de Almagro.


Una de las madres presentes, Leticia Mora, agradeció la iniciativa del Almagro International Film Festival de acercar cada año el cine a los más pequeños: “Considero que es una experiencia enriquecedora y además a los niños les viene fenomenal adquirir esos valores y mensajes que se nos transmiten desde el cine”.


Decenas de niños y niñas pudieron visualizar los cortometrajes de Espero?, de Simone Giampaolo; Inkt, de Joost van den Bosch y Erik Verkerk; El tomten y el zorro, de Are Austnes y Yaprak Morali; ¿Por qué los slugs no tienen piernas?, de Aline Hochli; Mi hermano hace los sonidos en las películas, de Meike Fehre; Pastel de corazón derretido, de Benoit Chieux y el cortometraje español Vuela, de Carlos Gómez-Mira Sagrado.


Como parte de la programación dedicada al público infantil, además de estas proyecciones, se realizarán unos talleres los próximos días 6, 7 y 8 de agosto con el objetivo de educar en el séptimo arte a los niños de Almagro y alrededores.